contacto@teachingtubers.com

¿De qué tratan las metodologías activas?

Aprendiendo tecnología

¿De qué tratan las metodologías activas?

Seguramente habrás escuchado hablar de las Metodologías Activas, pero ¿sabes a qué se refieren? Las metodologías activas están basadas en tres ideas: a) el estudiante es un protagonista activo de su proceso de aprendizaje, b) el aprendizaje es inherentemente social. Los estudiantes aprenden más de la interacción que de la sola exposición, y, c) los aprendizajes deben ser significativos.

Sí, estamos hablando de las bases de la pedagogía constructivista, aquella de la cual Vigotsky, Piaget, Ausbel, Dewey, Freire y tantos otros nos han nutrido con sus teorías. Y dichas teorías tienen su mejor momento en el siglo XXI, porque como diría Prensky hace casi 20 años: hoy tenemos alumnos para lo que nuestro sistema educativo no fue creado. Imaginense, ya pasó una generación de ese advertencia y las instituciones educativas siguen igual.

Entonces, ¿qué son las metodologías activas? son diferentes enfoques teórico-metodológicos que pretenden posicionar al estudiante como protagonista de su aprendizaje, brindando al docente una función de mediador con el objetivo de presentar el aprendizaje de forma atractiva y permitiendo que el estudiante construya su conocimiento y transforme sus aprendizaje. Es decir, ser los guías más no los transmisores. Vivimos en un mundo que se mueve con la rapidez de las redes sociales, las plataformas web 2.0 y con toda la información del mundo organizada y accesible a través de Google. Esto nos tiene que mover como docentes acostumbrados a ser los únicos poseedores del conocimiento hacia la postura de ser creadores de comunidades por medio de experiencias de aprendizaje.

Sin embargo, para lograr alcanzar este objetivo tenemos que buscar una transformación radical, y lograr un cambio cultural en las escuelas. La tecnología en la educación está buscando hacer esto de formas que no hubiéramos imaginado en la década de los 80´s cuando Seymour Papert ya decía que las computadoras serían las herramientas que emanciparían a los niños en las aulas. Creo que ni él se imaginó lo que hoy nuestros estudiantes y nosotros como profesores podemos hacer con la tecnología. Somos afortunados, pero mientras no desarrollemos nuestras habilidades digitales estamos en desventaja.

Así que para poder implementar las metodologías activas debemos transformar o “hacker” los dispositivos que conforman a la educación como la conocemos ahora: la evaluación, el tiempo, el currículum, el desarrollo profesional docente y los espacios.

Te invitamos a comenzar esta transformación en tu práctica docente adoptando alguna metodología activa, que te permita ir a la acción con una reflexión profunda. Porque sin reflexión lo único a lo que llegarás son aprendizajes superficiales y a la simulación de la educación.

Síguenos la próxima semana en la siguiente nota para conocer un poco más sobre las metodologías activas, mientras tanto te compartimos esta infografía con una muestra de ellas.

Referencias

Bernal, C. y Martínez, M. (2017). Metodologías activas para el enseñanza y el aprendizaje, Revista Panamericana de Pedagogía: Saberes y Quehaceres del Pedagógo, (25), pp. 271-275.

Moran, J. (2018). Metodologias Ativas para uma aprendizagem mais profunda. En: Metodologias ativas para uma educação inovadora. Porto Alegre: Penso. Versión resumida en: http://www2.eca.usp.br/moran/wp-content/uploads/2013/12/metodologias.pdf


Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *